Cáncer de vesícula biliar

Gallbladder-Cancer-SEl cáncer de la vesícula biliar es una enfermedad poco frecuente causada por la formación de células malignas (cancerosas) en los tejidos de la vesícula biliar. La vesícula biliar es un órgano en forma de pera que se encuentra justo debajo del hígado, en el abdomen superior. Esta se encarga de almacenar la bilis, el líquido producido por el hígado para digerir las grasas. Cuando comienza la descomposición de los alimentos en el estómago y los intestinos, la bilis es liberada a través del conducto biliar común, que conecta a la vesícula biliar y al hígado con el intestino delgado.


La pared de la vesícula biliar tiene 3 capas principales de tejido:

  • Capa mucosa (la más profunda) 
  • Capa muscular (media, músculo) 
  • Capa serosa (externa)

El cáncer de vesícula primario comienza en la capa más interna y se disemina a través de las otras capas mientras crece.

Los factores de riesgo para padecer el cáncer de la vesícula biliar incluyen los siguientes:

  • Ser mujer
  • La edad (mientras más edad tenga la persona, mayor es el riesgo de padecer la enfermedad)
  • Historia clínica de cálculos biliares (ocasionalmente)
  • Otras enfermedades asociadas a la vesícula biliar (Colecistitis)

Síntomas del cáncer de vesícula

Algunos de los posibles síntomas que presenta el cáncer de vesícula biliar incluyen:

  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos) 
  • Dolor por encima del estómago 
  • Fiebre 
  • Náuseas y vómitos 
  • Distensión 
  • Bultos en el abdomen

Diagnóstico y tratamiento del cáncer de vesícula

El cáncer de la vesícula biliar es difícil de detectar y diagnosticar temprano por las siguientes razones:


  • No existen signos o síntomas en las primeras etapas del cáncer.
  • Cuando los síntomas del cáncer de vesícula biliar están presentes, son muy similares a los síntomas de otras enfermedades.
  • La vesícula biliar está oculta detrás del hígado.

Esta enfermedad a veces es identificada cuando se retira la vesícula biliar por otras razones. Para diagnosticar este tipo de cáncer y observar hasta qué punto se ha diseminado, se emplean los procedimientos que crean imágenes de la vesícula biliar y el área circundante.

Se dice que los pacientes con cálculos biliares rara vez desarrollan cáncer de vesícula biliar.

Con el fin de planificar un tratamiento, es importante saber si el cáncer de vesícula biliar se puede extirpar mediante la cirugía, así como la etapa de desarrollo en la que se encuentra. Para ello, se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes: un examen físico permite comprobar los signos generales de salud, incluido el control de algunos síntomas de enfermedad, como masas o cualquier otro detalle que parezca inusual. También se analizan los antecedentes de salud y tratamientos anteriores del paciente.
  • Ecografía: la ecografía abdominal se realiza para diagnosticar el cáncer de la vesícula biliar.
  • Pruebas de la función hepática: es un procedimiento mediante el cual se analiza una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias liberadas por el hígado. Una cantidad de una sustancia más alta que lo normal puede ser un signo de enfermedad en el hígado, causada por el cáncer de vesícula biliar.
  • Ensayo de antígeno carcinoembrionario: es una prueba que mide la concentración de antígeno carcinoembrionario en la sangre, el cual es liberado en el torrente sanguíneo por las células cancerosas y las células normales. Cuando se encuentra en cantidades más altas que las normales, puede ser un signo de cáncer de vesícula biliar u otras condiciones.
  • Ensayo de CA 19-9: es una prueba que mide el nivel de CA 19-9 en la sangre. Este es liberado en el torrente sanguíneo por las células cancerosas y las células normales. Cuando se encuentra en cantidades más altas que las normales, puede ser un signo de cáncer de vesícula biliar u otras condiciones.
  • Tomografía computada: procedimiento mediante el cual se toma una serie de fotografías detalladas de áreas internas del cuerpo, desde ángulos diferentes.
  • Estudios químicos de la sangre: procedimiento en el cual se analiza una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias liberadas a la sangre por los órganos y tejidos del cuerpo. Una cantidad inusual de cualquier sustancia, mayor o menor que la normal, puede ser un signo de enfermedad en el órgano o tejido que la produce.
  • Radiografía de tórax: una radiografía del interior del tórax puede mostrar algo que se encuentre fuera de lo normal en esa área del cuerpo.
  • Imágenes por resonancia magnética: al igual que otros procedimientos, este permite obtener imágenes detalladas de un área determinada. Para lograr mejores resultados, se puede inyectar un medio de contraste en el área de la vesícula biliar, de modo que los conductos que transportan la bilis desde el hígado hasta la vesícula biliar y desde la vesícula biliar hasta el intestino delgado se vean mejor en la imagen.
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica: procedimiento utilizado para tomar una radiografía de los conductos que transportan la bilis desde el hígado hasta la vesícula biliar y desde la vesícula biliar hasta el intestino delgado. En ocasiones, el cáncer de vesícula provoca que estos conductos se estrechen y bloquea o reduce el flujo de la bilis, causando ictericia.
  • Biopsia: es la extracción de células o tejidos para su posterior análisis bajo un microscopio y determinar si hay signos de cáncer. La biopsia se puede realizar después de la cirugía para extirpar el tumor, pero si este no puede ser eliminado quirúrgicamente, la biopsia se puede realizar extrayendo células del tumor mediante una aguja fina.
  • Laparoscopia: procedimiento quirúrgico para observar los órganos dentro del abdomen y verificar si hay signos de enfermedad. La laparoscopia ayuda a determinar si el cáncer se encuentra dentro de la vesícula biliar solamente o se ha diseminado a los tejidos cercanos y si puede ser eliminado mediante cirugía.
  • Colangiografía transhepática percutánea: procedimiento utilizado para tomar una radiografía del hígado y los conductos biliares, tratando de identificar si existe un bloqueo en las vías que transportan la bilis hasta el intestino delgado.

Ciertos factores afectan el pronóstico, la posibilidad de recuperación y las opciones de tratamiento, por ejemplo:

  • La etapa del cáncer, es decir, si el cáncer se ha diseminado desde la vesícula biliar hasta otros lugares en el cuerpo.
  • Si el tumor se puede extirpar completamente mediante cirugía.
  • El tipo de cáncer de vesícula biliar, según cómo se observen las células cancerosas en el microscopio.
  • Si el cáncer se diagnosticó recientemente o recidivó

El tratamiento también puede depender de la edad, la salud general del paciente y si el cáncer está causando síntomas.

El cáncer de vesícula biliar se puede curar si se detecta antes que se haya extendido, mientras se pueda extirpar mediante cirugía. En los casos en que se ha diseminado, el tratamiento paliativo puede mejorar la calidad de vida del paciente mediante el control de los síntomas y las complicaciones de esta enfermedad.

libro-ferritinaIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Vesícula Biliar. Dieta y Tratamiento Natural", con el que serás capaz de:

  • Conocer sobre la mejor dieta para propiciar una buena salud biliar.
  • Saber los 5 mejores remedios caseros para aliviar(inmediatamente) el dolor de besícula biliar.
  • Aprender, paso a paso, el método de limpieza del hígado para eliminar TODOS tus cálculos biliares naturalmente.